Acero inoxidable: origen y evolución

974 24 24 47
Acero inoxidable: origen y evolución

Como una de las mejores empresas de mecanizado en Huesca, queremos hablarte en las siguientes líneas acerca de la evolución del acero inoxidable, desde sus orígenes hasta el principio del siglo XX.

¿Sabías que los primeros trabajos hechos con este metal se realizaron antes de que terminara el siglo XIX? Por aquel entonces, ya era conocido que el hierro, cuando se combinaba con metales como el cobre y el níquel, mejoraba su resistencia a la oxidación.

En el año 1865 se produjeron, aunque a pequeña escala, aceros con porcentajes del 25 y 35% de níquel, los cuales aguantaban bien la humedad de la atmósfera. Aquellos metales, sin embargo, no tuvieron continuidad. En aquellos tiempos, se estudió muy poco este material que acabaría transformando la mayoría de las industrias.

Como una de las más completas empresas de mecanizado en Huesca, nos gustaría informarte de que Woods y Clark fueron pioneros en producir un acero con un 5% de cromo en 1872. Aquel metal ya resistía bien la corrosión, mucho mejor que el hierro que se usaba entonces.

En 1892, Hadfield estudió las propiedades de distintos aceros aleados con cromo. Este investigador aseguró que este último metal era bueno para mejorar la resistencia a la corrosión.

De 1904 a 1910, dos franceses, Guillet y Portevin, encabezaron varios trabajos centrados en los aceros mezclados con cromo y níquel. Produjeron metales inoxidables con muchos puntos en común ya con los que utilizamos ahora.

No tardes en comunicarte con el equipo de Obasca, profesionales de referencia. Llámanos.

haz clic para copiar mailmail copiado